lunes, 2 de abril de 2018

Malvinas en viñetas (breve bibliografía).

Desde hace ya algún tiempo, antes incluso de abrir este blog, vengo abocado a recolectar toda la producción historietística relativa a la Guerra de Malvinas que encuentro. La cual no es poca y sigue incrementándose. Lo que sigue es apenas el esbozo de una tarea que eventualmente me propongo elaborar con mayor rigor y análisis. Por lo pronto, me pareció acertado elaborar esta lista de obras y ofrecerla aquí para que sirva de guía a quienes se interesen en explorar esta línea particular de la historieta argentina. Sin dudas es un recorrido que vale la pena transitar.
Cada una de estas obras hace gala del rasgo distintivo de nuestra historieta, que es la variedad estilística. Tanto desde el enfoque de los textos como la parte gráfica, donde más salta a la vista esa amplitud. La marca generacional también se percibe al instante. 
L@s invito entonces a  explorar estas historietas. Como forma de  descubrir obras acaso desconocidas, pero también como breve ejercicio de memoria. Esa gimnasia cotidiana que los argentinos a veces descuidamos. Y como homenaje a quienes fueron allá a poner el cuerpo. Por suerte hoy algunos vuelven a tener nombre.

1. No pasó mucho tiempo entre el fin del conflicto bélico y la publicación de las primeras historietas al respecto. En septiembre de 1984, en las páginas del primer número de la revista Fierro, comenzaba a serializarse "La batalla de las Malvinas". Con guiones de Ricardo Barreiro, la serie se prolongó hasta marzo de 1985 y fue ilustrada por Alberto Macagno, Marcelo Pérez, Carlos Pedrazzini y Chiche Medrano.  Para leer estas historietas hoy por hoy, hay que salir a rastrear revistas Fierro de aquél período. Hubo también una recopilación, agotada por supuesto. Con lo cual esta obra pasa a integrar la larga lista de reediciones pendientes de la historieta argentina. Fierro, en su segunda etapa, volvió a narrar Malvinas en dos oportunidades. La primera fue en el #66. Citándose a sí misma desde la portada, dicha edición está integrada por historietas breves de diferentes autores actuales, que abordaron el tema desde ópticas diversas. La segunda oportunidad, fue cuando dedicó por completo el #78 a publicar la historieta "Tortas fritas de polenta", de Rodolfo "Fuchi" Bayúgar.


2. En "Tortas fritas de polenta" Bayúgar logra dar forma a una obra propia a partir del impacto que le generó leer "Maus" de Art Spiegelman, aquél duro testimonio sobre la supervivencia al Holocausto. Con esa premisa, inició una serie de conversaciones con el ex combatiente Ariel Martinelli. Entre el relato de uno y los dibujos del otro, el resultado es una obra de gran fuerza. Que no sólo pudo leerse en las páginas de Fierro. Lleva ya dos ediciones. La primera a cargo del sello La Duendes. Una vez agotada , fue vuelta a poner en valor por Hotel de las Ideas.

3. Armando Fernández, guionista de larga trayectoria en editorial Columba, es además asiduo colaborador de la revista "Soldados" del Ejército Argentino, y autor de una prolífica obra acerca de la guerra del ´82, sobre la cual ha escrito numerosos artículos y unos cuántos libros. Los dos volúmenes de "Malvinas, un grito de soberanía" recopilan una gran cantidad de sus relatos bélicos, en los cuales Fernández es acompañado por varios dibujantes, todos ellos desarrollando un estilo más bien clásico.
Aquí el punto fuerte es la precisión en cuanto a fechas de las batallas narradas, así como la documentación con respecto a armamentos y el conocimiento no sólo de las fuerzas propias, sino también de la flota enemiga. Cuestiones todas sobre las que Fernández da muestras de su vasto conocimiento.


4. Y si hablamos de documentación, Néstor Barrón y Walther Taborda se lucen con "Malvinas, el cielo es de los halcones". Obra en tres tomos publicada primero en Francia, en el año 2010. Más allá de la derrota y de tantos otros aspectos nefastos de aquella guerra imposible, son mundialmente reconocidas la audacia y la bravura con la que combatieron los pilotos de la Fuerza Aérea Argentina. Allí se paran los autores, con gran solidez narrativa. No hace falta decir mucho sobre el talento de Taborda, quien falleció de forma prematura hace poco. Acaso será ésta la obra por la que será más recordado. Las proezas de esos aviones dibujados al detalle se aprecian fabulosamente en el gran tamaño que los tomos tienen. Aunque es cierto que hubiera sido más acertado para la edición local, del año 2015,  un formato menos lujoso.


5. La Universidad Nacional de Villa María, a través de su editorial Eduvim, impulsó dos grandes historietas sobre la guerra de Malvinas. La primera de ellas en colaboración con la Universidad Nacional de Río Negro. Se trata de una antología publicada en 2016 (de edición preciosa) titulada "Malvinas: el sur, el mar, el frío". Las historietas que la componen se complementan virtuosamente entre sí, a pesar de ser bien diferentes. El seleccionado de autores está compuesto por artistas de la talla de Edu Molina, Oscar Capristo, Fernando Calvi, Mariano Antonelli, Chelo Candia, Alejandro Aguado, Rodrigo Luján, Diego Aballay, Sofía Cunha y Kristian Rossi. Luego de leer cada historia, a los tres elementos que titulan el libro se le pueden agregar otros como la infamia, los fantasmas, el humanismo, y tantos más.


6. Y finalmente, entre el heroísmo, la tragedia y todo lo que enumeraba más arriba, hay un elemento que no suele mencionarse. Acaso por correción política, exceso de dramatismo o quizás por prudencia y tacto para con los que lo vivieron en carne propia, para con las familias desgarradas que luego fueron sometidas al silencio que sobrevino a la derrota. Un aspecto incómodo como el absurdo. En "Cómo yo gané la guerra" (el segundo libro sobre el tema a cargo de Eduvim, en 2017) el humorista gráfico cordobés José "Pepe" Agonoa cuenta su propia experiencia como soldado combatiente en las islas. Su narración, acompañada por los dibujos de Javier Solar, señala con una sonrisa lo patético de aquélla guerra. Lo improvisado de aquella aventura militar, la inexperiencia sumada al pésimo equipamiento, el hábito de someter a los propios cadetes por parte de los mandos. Como marca el título (referencia a la película protagonizada por John Lennon), Agonoa muestra que el humor no sólo le fue de ayuda para sobrevivir a la guerra misma, sino también para todo lo que vino después.

Bueno, como dije al comienzo, esta nota no pretendía ser exhaustiva. Simplemente dar cuenta de que todas estas obras están ahí para leerse. Aunque diferentes entre sí, son todas piezas del mismo rompecabezas. Y sin duda el tema da para hacer muchísmas historietas más. Seguramente las habrá y ojalá lleguen a la mayor cantidad de lectores posible. Queda nuevamente demostrada la importancia de la historieta en la construcción y ejercicio de nuestra memoria colectiva. Esta nota es el granito de arena que siempre intento poner desde Al Rescate Cómics. Buena lectura para tod@s.

No hay comentarios.: